La escasez del tiempo. Mal compañero de viaje