«Cuando pase la tormenta» en la Embajada de Kenya en España


Sí, amigos, aunque parezca mentira —al menos a mí sí me lo parece—, Cuando pase la tormenta ha desembarcado en la Embajada de Kenya. No hace falta que os diga lo feliz que me siento, ¿verdad?

Lo cierto es que decir que estoy sorprendida y emocionada no es suficiente para expresar mi estado de ánimo.

Y todo se lo debo a un gran amigo, Eduardo Guaylupo, antiguo compañero del periódico La Razón —dónde antaño trabajábamos juntos cubriendo una página de Cuerpo Diplomático en España—. Él ha sido quien, motu proprio, se ha encargado de difundir en el pequeño trocito de ese maravilloso país que tenemos en la capital la existencia de un humilde libro romántico, ambientado en su mayor parte en Kenya.

¿Quién me iba a decir, años atrás, cuando ambos compartíamos canapés y apretones de manos con lo más granado del Cuerpo Diplomático destinado en España, que algún día sería yo la persona recibida en audiencia por alguno de esos ilustres embajadores? Pues ya veis, así será, puesto que el próximo 26 de abril, el excelentísimo señor Brawel Waliaula Kisuya, me recibirá en su despacho de la calle Jorge Juan.

Y es que, hay quien cree en las casualidades; yo no lo hago. Pero lo cierto es que, hace apenas unas semanas, y después de casi seis años que no manteníamos contacto alguno, Guaylupo me llama un día a mi casa para interesarse por mí y mi nueva etapa profesional fuera de los Medios de Comunicación.

Como no podía ser de otra manera, después de un buen rato saltando de un tema a otro para ponernos al corriente de los últimos avatares de nuestras respectivas vidas, termino confesándole —casi con una nota de bochorno— que acabo de publicar mi primera novela. A partir de ahí, esa fue nuestra única conversación, una vez que mi amigo superó el estupor por la noticia, claro está.

«Kenya —dice él—, ¿has hablado con la Embajada para presentarles tu libro?». No me quedó más remedio que admitir que se me había pasado por la cabeza cientos de veces, pero al final nunca me había atrevido. Y es que, a pesar de mi innato descaro y de que se supone que mi bagaje profesional debería de darme más tablas a este respecto, soy penosa para «venderme» a nivel personal.

Sin embargo, el Destino suele tenderte la mano de vez en cuando y colocar en tu camino las armas o las personas que han de allanarte el camino. Y Eduardo, ni corto ni perezoso, después de leerse mi novela, ha decidido hablar con el embajador de Kenya en España quien, al parecer, se ha quedado tan sorprendido por mi osadía que me ha decidido recibirme en audiencia para conocerme.

Ni que decir tiene que estoy emocionada y nerviosísima. Pero si nada lo impide, allí me presentaré, previa ducha en tila —por dentro y por fuera— y una tortillita de Valium como desayuno, para hacerle entrega oficial de un ejemplar de la novela. ¡Las vueltas que da la vida! Estoy que no me lo creo ni yo.

Y mientras llega el señalado día, por los despachos del personal del equipo del señor Kisuya ya anda rondando algún que otro ejemplar de Cuando pase la tormenta, incluido el de mi amigo que se ha quedado sin él; lo que me ha sumido en un estado entre ojiplática y atacá, a la espera del veredicto que recibirá de los auténticos oriundos del país.

Pero, Eduardo, tú no te preocupes, que yo te regalaré otro. Pues no faltaba más, después del enorme favor que me has hecho... Por eso, como no se me ocurría otra manera de darte las gracias, he decidido hacerlo de la manera más pública que tengo a mi alcance, que este este Blog.

Nota.- La tarta que aparece en la imagen fue un regalo virtual de una gallega muy especial, Teresa María Vázquez, que me la envió el pasado mes con motivo de mi cumpleaños. ¿A que es una chulada?

¡¡No hay mejor regalo que los amigos!!

12

Ver comentarios

  1. Helena13 de abril de 2012, 20:22

Enhorabuena, Lucía. No me extraña que estés alucinada. Me alegro un montón. Besos

ResponderEliminar

  1. San13 de abril de 2012, 21:05

Felicitaciones, será todo un acontecimiento, disfrutado. Un beso.

ResponderEliminar

  1. Ana R. Vivo13 de abril de 2012, 22:07

Es una noticia sorprendente Lucía. De esta no te escapas, nos tienes que contar todo, todo, todo... Felicidades y desde luego, debes estar muy nerviosa. Pero tú ya estás acostumbrada a estas cosas. Besazos.

ResponderEliminar

  1. menchu13 de abril de 2012, 22:09

Eso es estupendo, Lucía. Disfruta el momento y ya nos contarás qué tal esa entrevista.

ResponderEliminar

  1. Yolanda Gil13 de abril de 2012, 22:13

Seguro que están encantados de que hagas publicidad de su maravilloso país en España, ya puedes ir tranquila :))

ResponderEliminar

  1. Miss Ramsay13 de abril de 2012, 22:20

Una noticia fabulosa! Felicidades! Y nada de nervios, que ya verás como triunfas en la embajada ;) Bicos

ResponderEliminar

  1. Olivia Ardey13 de abril de 2012, 22:25

Ole y ole. Es para estar orgullosos de que una escritora de un país tan lejano haya decidido ambientar su novela en Kenia. Así que me alegro muchísimo, Lucía.

ResponderEliminar

  1. Lucía de Vicente14 de abril de 2012, 2:05

Ay, chicas, muchísimas gracias a todas por alegraros por mí. Estoy felizzzzzzzzzzzz ¿Os lo había dicho antes?

ResponderEliminar

  1. LuZerna14 de abril de 2012, 11:05

Felicidades Lucía!! Qué emocionante! (Queremos crónica, eh??) Besos

ResponderEliminar

  1. werra15 de abril de 2012, 9:38

¡¡¡¡Felicidades!!!! Como para no estar nerviosa, ya te digo. Tu ponte guapa, y luce esa preciosa sonrisa que Dios te ha dado, que lo demás vendrá solo. Oye, después nos lo cuentas con pelos y señales. jajajaja, igual te hacen una invitación a que conozcas el país, ¡te imaginas! Un beso gordo, y toda la suerte del mundo.

ResponderEliminar

  1. Lucía de Vicente15 de abril de 2012, 12:00

Sí, sí, Werra, haré una crónica y pondré fotitos, descuida. Gracias, Luce. ¡Muac, muac!

ResponderEliminar

  1. Morti15 de abril de 2012, 19:04

Enhorabuena Lu, saca esa periodista que llevas dentro y con tus tablas dejaras al embajador ojiplático y enganchado a tu novela, jeje... Mucho ánimo y ya verás que será un día inolvidable... :) Un besote a cambio de mucha envidia sana, jajajajajaja

ResponderEliminar

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Categorías
Buscar por tags
Sígueme
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square