Porque yo no soy tonta...